lunes, 30 de julio de 2012

Novedades, julio de 2012: Anagrama (y III)


Madrid 1987 de David Trueba

ISBN 978-84-339-7244-6
PVP con IVA 24.95 €
Nº de páginas 136
Colección  Fuera de colección

En un caluroso fin de semana de julio de 1987, con la ciudad de Madrid desierta, Miguel, un veterano articulista, temido y respetado, se cita en un café con Ángela, una joven estudiante de primer curso de Periodismo. Obligados a convivir en una jornada muy particular, ambos tratarán de sobrevivir al roce del deseo. Como dos trenes, sus personalidades chocan frontalmente, en la España de 1987, un país que terminaba de cerrar el capítulo negro del franquismo y se instalaba plácidamente en la democracia. Quizá demasiado plácidamente, mientras los valores y las jerarquías tradicionales aún disfrutaban de un poder sólido.
Anagrama presenta Madrid 1987, la última película del escritor y realizador David Trueba, definida por la crítica norteamericana tras su paso por el festival de cine de Sundance como un cruce entre el cine intimista y la literatura de Philip Roth, acompañada de su guión, que es, también, otra magnífica obra literaria de Trueba.


MIGUEL Dije que la raya se estaba tan quieta porque tenía miedo que la cesaran o la mataran o vete a saber a qué cosas le temía aquella raya del pelo. ¿Crees que cambié el artículo después de que se supiera que dimitía? Hasta me llamó el director del periódico. «¿No cambias el artículo?, te damos más espacio si quieres.» «Está bien como está», le dije. Y así se quedó. Años después me lo dijo el propio Suárez, «el día que dimití el artículo que más me llamó la atención fue el tuyo, MIGUEL, el de la raya del pelo». Supongo que fui el único que no le asestó una necrológica por la espalda.
El CAMARERO le ha servido la Coca-Cola a ÁNGELA mientras MIGUEL hablaba. Ella ha bebido un traguito muy corto.
ÁNGELA ¿Se llevaba bien con él?
MIGUEL Cuando uno escribe en los periódicos todos los días desde hace veinticinco años no se lleva bien ni con su sombra. Te soportan, y punto. ¿Te puedo robar un trago?
ÁNGELA estaba bebiendo de nuevo y le tiende su vaso de Coca-Cola. Él gira la boca del vaso para beber por el lugar exacto en el que ella puso sus labios. Es un gesto provocativo, pero no subrayado.

Informe sobre la Tierra: fundamentalmente inofensiva de Douglas Adams

ISBN 978-84-339-7686-4
PVP con IVA 8.90 €
Nº de páginas 272
Colección  Compactos
Traducción Benito Gómez Ibáñez

¿Fue Elvis Presley secuestrado por los alienígenas? ¿Qué hace el terrícola Arthur Dent convertido en Hacedor de Bocadillos en un remoto y primitivo planeta cuyos habitantes adoran a Bob Todopoderoso? ¿Cómo ha podido la ahora intrépida reportera transgaláctica Trillian tener una hija con el terrícola antes mentado sin el previo concurso de un ayuntamiento carnal? ¿Cómo se consigue que un robot esté perpetuamente al borde del orgasmo? Todos estos inquietantes y trascendentales enigmas tienen su respuesta en esta novela, quinta parte de la Guía del autoestopista galáctico.


Los sinsabores del verdadero policía de Roberto Bolaño

ISBN 978-84-339-7685-7
PVP con IVA 9.90 €
Nº de páginas 328
Colección  Compactos

Amalfitano, exiliado chileno, nos descubre, a través de la narración, el desencanto político, su amor a la poesía, que como en una paradoja del destino le obliga a abandonar Barcelona tras un escándalo, ahondando en su desarraigada vida. Llega así a la lejana Santa Teresa, donde habitan oscuras historias de mujeres asesinadas, y también Pancho Monje, hijo de la dinastía de las Expósito, u otro joven, Castillo, falsificador de las pinturas de Larry Rivers para venderlas a ricos tejanos. Una novela apasionante y caleidoscópica, lírica e intensa, pero también cómica, desmesurada y mordaz, donde ya está el gran Bolaño de la madurez.


Irse de casa de Carmen Martín Gaite

ISBN 978-84-339-7689-5
PVP con IVA 9.90 €
Nº de páginas 368
Colección  Compactos

Amparo Miranda, una exitosa diseñadora de modas con sede en Nueva York, vuelve a la ciudad de provincias que abandonó cuarenta años atrás. Amparo, de origen humilde e hija de soltera, no ha regresado corroída por la nostalgia ni tampoco para exhibir sus triunfos ante aquellos que nunca la aceptaron. Quiere, por el contrario, pasar desapercibida: viene a mirar, a intentar recomponer a solas un discurso que quedó interrumpido, a introducir palabras en una historia de silencios. Pero durante la semana que pasa en la ciudad, allí están ocurriendo otras muchas cosas, desarrollándose otras conversaciones, trenzándose el destino de otras gentes...
«Hermosísima novela» (J. Ernesto Ayala-Dip, El País).
«Una lectura absorbente» (Aránzazu Usandizaga, La Vanguardia).


Shakespeare nunca lo hizo de Charles Bukowski

ISBN 978-84-339-7687-1
PVP con IVA 7.90 €
Nº de páginas 168
Colección  Compactos
Traducción  L. Sanjuán , J.de Miguel, T.Santoro y C. Ceriani

A fines de los setenta, Bukowski aún no era demasiado conocido en su país. Pero en Europa el gran Hank ya era un escritor de culto. Y en 1978, invitado por sus editores, emprende una gira que comenzará en París y transcurrirá entre ríos de alcohol, y amenizada por algunos escándalos. Bukowski, que viaja acompañado por Linda Lee, su joven novia, acude borracho al programa Apostrophes, y tras tocarle las piernas a otra invitada, acabará insultando al presentador y abandonará el plató indignado. Después el viaje sigue por otras ciudades con recitales de poesía, encuentros con fieles amigos como el cineasta Barbet Schroeder, largas noches de vino... Éste es el diario de un viaje insólito, contado con la brutal sinceridad de siempre, y acompañado por las espléndidas fotografías de Michael Montfort.


La vida antes de marzo de Manuel Gutiérrez Aragón

ISBN 978-84-339-7690-1
PVP con IVA 9.90 €
Nº de páginas 296
Colección  Compactos

Dos extraños se encuentran en un tren que viene de todas las estaciones y se dirige a varios sitios a la vez, un tren que ni nace ni muere. No tiene cabecera ni estación terminal. Es el año 2024, y dos mil vagones forman la serpiente metálica de este enorme trasto. El recorrido entre Bagdad y Lisboa es largo. Y de un país a otro Martín y Ángel se convierten en interlocutores y los relatos se enlazan en este viaje con destino inesperado, en este cuento oriental, y ásperamente contemporáneo, que atraviesa la Europa del futuro próximo, del cercano pasado. Una novela prodigiosa galardonada con el Premio Herralde.
«Buena prosa y rasgos certeros» (Ricardo Senabre, El Mundo).
«Una novela muy lograda» (J. Ernesto Ayala-Dip, El País).


Trilogía sucia de La Habana de Pedro Juan Gutiérrez

ISBN 978-84-339-7689-5
PVP con IVA 9.90 €
Nº de páginas 368
Colección  Compactos

Éste es el testimonio de un habanero descreído. Un hombre que regresa extenuado de un largo camino que finalmente no lo condujo a sitio alguno. Pedro Juan Gutiérrez hace catarsis en este libro, duro y en gran medida autobiográfico. Pedro Juan vive al borde del precipicio. Sin temor hinca su bisturí afilado, escarba en las entrañas, y lo revuelca todo, irrespetuosamente: sexo, hambre, política, erotismo, desencanto, anhelos, ron y buen humor.
«Una especie de caribeño Bukowski o de habanero Henry Miller» (Felipe Benítez Reyes, Tribuna).
«Tan radical como Reinaldo Arenas y mucho más hiriente que Zoé Valdés... Impresionante» (Miguel García-Posada, El País).

Ficha del libro

lunes, 23 de julio de 2012

Verano en rojo de Berna González Harbour


María Ruiz es una comisaria atractiva, concienzuda y tenaz a la cual avisan del asesinato de un joven deportista en el lago, ahogado entre los grandes peces en el fondo del lago adherido a un material. Nadie ha visto nada sospechoso, sólo su familia sabe que una noche despareció sin dejar rastro alguno. La comisaria seguirá el rastro al asesino entre claustros, Facebook y ayudas inesperadas con la mirada puesta en la intrigante trayectoria de la selección española.

domingo, 22 de julio de 2012

Fragmentos Nº58: V de venganza


Sue Grafton
V de venganza

Al cabo de quince minutos salí de Cabana Boulevard para meterme en Albanil. Aparqué el Mustang a media manzana de mi piso y recorrí cojeando el resto del camino, sin dejar de darle vueltas a lo sucedido. Es sorprendente lo que se te escapa cuando alguien pretende aumentar el número de víctimas de tráfico a tus expensas. No tenía sentido que me echara en cara el no haberme fijado en el número de la matricula. Bueno, vale, me lo reproché un poquito, pero no me pasé. Sólo me quedaba esperar que hubieran detenido a la mujer del traje pantalón negro y que ahora estuvieran fichándola, fotografiándola y tomándole las huellas dactilares en la cárcel del condado. Si no  tenía antecedentes, puede que una noche en la cárcel le quitara las ganas de seguir robando. Por otra parte, si era una veterana, quizá dejaría de robar durante algún tiempo, al menos hasta que se celebrara el juicio. Puede que su amiga también aprendiera la lección.
Al llegar al camino de entrada vi que Henry ya había sacado sus cubos de basura a la acera, aunque la recogida semanal no era hasta el lunes. Crucé la chirriante verja y rodeé la casa hasta la parte posterior, donde abrí con llave la puerta de mi estudio y dejé el bolso sobre un taburete de la cocina. Encendí la lámpara del escritorio y me levanté la pernera del pantalón para examinarme la herida, decisión que lamenté de inmediato. Ahora mi espinilla exhibía una protuberancia ósea con un brillo inquietante, flanqueada por dos extensas magulladuras de color berenjena. No me gusta jugar el corre que te pillo con un sedán de lujo, ni verme obligada a saltar entre dos coches como si estuviera rodando una escena de peligro. Al pensarlo ahora me cabreé más que cuando intentaron atropellarme. Sé que hay gente que cree que deberíamos perdonar y olvidar. Que conste que soy muy partidaria de perdonar, siempre que me den la oportunidad de vengarme primero.

Fragmentos Nº57: Verano en rojo


Berna González Harbour
Verano en rojo

Ya caía el sol cuando los dos policías emprendieron el camino de regreso. Tomás ayudó a María a reclinar el asiento, le ató con cuidado el cinturón, colocó su bolso-almacén a buen recaudo y estuvo tentado de apartarle el pelo de la cara, pero ella estaba alerta y se lo pasó por detrás de las orejas con los dedos que le habían quedado al descubierto. El vendaje de las manos era aparatoso: dos bolas de gasas desde el codo hasta las yemas, como guantes de boxeo listos para atacar y desafiar de una vez el color blanco, limpio e impoluto del hospital. La cara no tenía mejor aspecto, con varios apósitos colocados para supurar y cicatrizar los trece microcortes que habían quedado tras retirársele otros tantos cristales de mejillas, frente y sienes. Solo uno era más serio, en el pómulo derecho, y habría que vigilarlo cada día para supervisar su cierre. Pero dadas las circunstancias, se podía decir que había tenido suerte.
—Ha sido un milagro que no te hayan entrado los cristales en los ojos —dijo Tomás, ya sentado en su asiento de piloto.
—No me hables de milagros, por favor —zanjó María.

Fragmentos Nº56: El rompecabezas del cabo Holmes


Carlos Laredo
El rompecabezas del cabo Holmes

—Usted dirá —le dijo a Santos en tono desabrido, después de las presentaciones.
—Verá, señor Toba, se trata de un asunto algo delicado.
—Debe de serlo, cuando usted y su ayudante se dedican a pasear disfrazados delante de mi empresa, haciendo fotos a la gente que sale.

viernes, 20 de julio de 2012

Los hombres que no amaban a las mujeres o la famosa novela negra según Fincher


El dueño de la compañía Vanger recibe otro cuadro, como todos los demás con flores secas, no sabe quién se la envía pero sospecha del asesino de su sobrina Harriet, desaparecida tras un accidente en el que dejó la pequeña isla sin salida. Otro cuadro que se suma a los anteriores en una enorme pared repleta de los marcos.

Mikael Blomkvist es un periodista que ha sido culpado por difamaciones y que tratará de descubrir quién es el asesino de Harriet tras ser contratado por uno de los empresarios más ricos de Suecia. Lisbeth Salander es una investigadora concienzuda que colaborara con el periodista para resolver el oscuro caso en el que se mezclan asesinatos, corrupción, secretos familiares y demonios interiores.

David Fincher ha logrado un film oscuro como la novela, vertiginoso gracias a sus ángulos y tomas rápidas y angustioso por sus diálogos, además de la propia historia. Steven Zaillian ha sido el creador del guion basándose en la novela del mismo nombre el cual se palpa a lo largo de la película una ambientación que da escalofríos y en sus conversaciones frías y directas. Las actuaciones de sus dos protagonistas son de gran calidad, sobre todo la de Rooney Mara en el papel de la oscura Lisbeth consiguiendo una actuación creíble en las situaciones más difíciles del personaje e incluso en los casos contrarios. La interpretación de Daniel Craig como el periodista también esta muy conseguida, a veces no parece encajar en papel a lo largo del film pero ha logrado una gran actuación pese a ello.

Recaudó en la taquilla española unos 860.000 euros en su primer fin de semana, en cambio en Estados Unidos recaudaron un total de 13 millones de dólares en el mismo tiempo pero llegando a recaudar un total de 77 millones de dólares. Una gran recaudación ya que la película fue calificada con una R en América. 

Recomendado para aquellos a los que les guste el género negro y las películas de acción en esta encontraran una buena muestra de ambas y de la calidad de la novela en la que se basa. También para aquellos a los que les guste el cine de Fincher y sus realistas formas de ver la ficción. Y por último para aquellos que les gusten la tensión y el misterio, ambos forman parte de la película. 

Lo mejor: La capacidad de su director de renovar la novela y la visión de la misma.
Lo peor: La lentitud de alguna que otra parte del film.

Valoración general: 8/10

miércoles, 18 de julio de 2012

Novedades, julio de 2012: Impedimenta

Estampas egipcias de José Maria Eça de Queirós

Traducción de Martín López-Vega

ISBN: 978-84-15130-34-5
Encuad: Rústica
Formato: 13 x 20 cm
Páginas: 192
PVP: 18,25 €

En lo que será para él un viaje iniciático, un choque cultural con lo real y lo ideal de Oriente, descubrirá lo exótico pero también lo miserable, rasgos que fusiona en sus descripciones literarias de marcada influencia flaubertiana, llenas de perspicacia e ingenio. La Alejandría que vio pasear a Cleopatra se convierte a sus ojos en un lugar sórdido, con un barrio egipcio sucio y pobre, y un barrio europeo de aires provincianos. El Cairo, por el contrario, le resulta fascinante por su pintoresca inmundicia. Pocos años después, Eça de Queirós volverá a la zona para detallar la destrucción de Alejandría en las seis memorables piezas que constituyen «Los ingleses en Egipto», incluidas asimismo en este volumen.


Saltamos a una barca. Los árabes remaban con estruendo y hablaban con violencia, en una agitación perpetua. Al pasar junto a uno de los grandes navíos del pachá se izó la bandera roja con la media luna blanca; en la cubierta se distinguían figuras oscuras con pantalones largos rojos y el tarbuch escarlata en la cabeza. Corríamos por el agua azul de la bahía; se veían palacios, un edificio con una cúpula redonda, un minarete. El enorme palacio del pachá, de gusto italiano, asentaba su masa monótona sobre la arena, a lo lejos. Un cielo inmóvil, infinito, profundo, dejaba caer una luz magnífica.
Yo, mientras tanto, iba pensando en que me disponía a pisar el suelo de Alejandría. ¡Surcábamos las mismas aguas en las que otrora habían fondeado las galeras con velas de color púrpura que regresaban de Accio! Alejandría, vieja ciudad griega, vieja ciudad bizantina, ¿dónde estás? ¿Dónde están tus cuatro mil baños públicos, tus cuatro mil circos y tus cuatro mil jardines? ¿Dónde están tus diez mil mercaderes y los doce mil judíos que pagaban tributo al santo califa Omar? ¿Dónde están tus bibliotecas, tus palacios egipcios y el jardín maravilloso de Ceres, oh ciudad de Cleopatra, la más hermosa de las lágidas?

martes, 17 de julio de 2012

Prometheus: La tecnología (N – 21)


Pérdida Cero Baterías de ion de litio
Compuesto de litio tradicional con cátodos de metales raros y nano-capas de ánodos de silicio, los nuevos modelos de Weyland de baterías de ion de litio tienen una ultra baja resistencia interna y de pérdida de memoria cero. Los Pérdida de Zero-LIB se utilizan en todo, desde los sistemas de copia de seguridad de la Cámara de hypersuerño en misiones al espacio hasta aulas para HoloTablas en Mumbai. El sistema de batería cero pérdida puede ser depositada con un sustrato de grafeno de una sola capa, formando de el la energía portátil esencialmente invisible.

lunes, 16 de julio de 2012

El ruletista de Mircea Cărtărescu

Gracias a la editorial Impedimenta por cederme un ejemplar de  El Ruletista

Un enigmático personaje es el protagonista de este relato que trata la historia contada por aquel que vio a su amigo llevarse un revolver a la sien. Este hombre es un ser triste, de mirada seria casi de muerto y de porte correcto. El narrador oculto nos lleva a la dura de vida de los ruletistas, muchos de ellos pobres y vagabundos que, tras sobrevivir a este macabro juego reciben una gran compensación.

domingo, 15 de julio de 2012

Fragmentos Nº55: Verano en rojo


Berna González Harbour
Verano en rojo

Encontrar los Talleres Sánchez fue fácil en un viejo tomo de páginas amarillas que aún había en comisaría. Y más fácil aún sobre el terreno, en una rotonda de la carretera de Monte al Sardinero, no muy lejos de la casa de la abuela. «Junto al puente abandonado», rezaba el propio anuncio del taller en la guía telefónica. Y eso no tenía pérdida para nadie que conociera mínimamente el extrarradio de la ciudad. El puente abandonado se había convertido en un monumento al absurdo de la construcción, a la fiesta del urbanismo loco que había apresado a España en los noventa, trazando un mastodóntico paso desde ninguna parte hasta ninguna parte encima de la autovía. Si alguien le hubiera dado a elegir entre dos versiones: que era un puente salido de un cuento surrealista o un puente salido de un plan urbanístico, solo habría elegido la primera. Porque siempre que había pasado por allí había recordado el viejo relato del chico que arrojó por la ventana unas habichuelas creyendo que no servían para nada y se encontró una planta que crecía, y crecía hasta el cielo, empequeñeciendo su casa y su pueblo hasta eso, hasta el surrealismo. Este puente parecía también haber salido de unas habichuelas mágicas, parecía ensombrecer las casas de pueblo que había por allí, porque se había aposentado ante las ventanas de todos sin más explicación que la del relato del absurdo: un plan urbanístico inconcluso, cambiado en medio de su andadura quién sabe por qué intereses.

sábado, 14 de julio de 2012

Fragmentos Nº54: El ruletista


Mircea Cărtărescu
El ruletista

Aquella ruleta con tres cartuchos lubricados en el interior del tambor se confunde en mi cabeza con las que siguieron después. Era como si la soberbia diabólica del Ruletista lo arrastrara cada vez con más fuerza a provocar a los dioses del azar.

viernes, 13 de julio de 2012

Novedades, julio de 2012: Tusquets Editores


El enigma cuántico. La física, al encuentro de la conciencia de Fred Kuttner

CIENCIA (NF). Física
Julio 2012
Fábula F-351
ISBN: 978-84-8383-423-7
País edición: España
264 pág.
8,61 € (IVA no incluido)

Nacida en los años veinte del siglo pasado para explicar el mecanismo que rige el comportamiento de los átomos, la teoría cuántica ha sido sorprendentemente exitosa: ninguna de sus predicciones ha resultado falsa y ningún científico la pone en cuestión. Además, la mecánica cuántica ha revolucionado nuestro mundo cotidiano y ha propiciado asombrosos avances tecnológicos. Sin embargo, algunas de sus conclusiones –como la afirmación de la interdependencia entre la realidad del mundo exterior y su observación experimental, o la idea de que un objeto puede estar en dos o más sitios al mismo tiempo– constituyen un enigma que cuestiona nuestras intuiciones en torno a la realidad y la conciencia y que acercan esta teoría a la filosofía y el misticismo.

Los físicos Rosenblum y Kuttner exponen con claridad y sin tecnicismos el desarrollo histórico de esta teoría, relatan fascinantes historias y anécdotas sobre los científicos involucrados en ella y exploran la paradójica idea de que la conciencia afecta a los fenómenos físicos. El enigma cuántico, en definitiva, ofrece una amena aproximación a un misterio que obsesiona a los físicos desde hace ocho décadas.


La visión del mundo que demanda la teoría cuántica es, en palabras de J.B.S. Haldane, no solo más extraña de lo que suponemos, sino más extraña de lo que podemos suponer. La mayoría de nosotros comparte intuiciones de sentido común. Por ejemplo, ¿no es de sentido común dar por sentado que un objeto no puede estar en dos sitios al mismo tiempo? Y, por supuesto, lo que sucede aquí no puede estar afectado por lo que esta sucediendo simultáneamente en algún lugar muy lejano. ¿Y acaso no hay un mundo real «ahí fuera», con independencia de que lo contemplemos o no? La mecánica cuántica pone en solfa estas intuiciones al establecer que la propia observación crea la realidad física observada.
Esta última idea es tan difícil de aceptar que algunos la suavizan diciendo que la observación parece crear la realidad observada. Pero hoy la mayoría de físicos ya no elude el enigma a base de semántica y afronta lo que la Naturaleza parece estar diciéndonos (aunque sin dejar de admitir que aun no se comprende del todo). Cuando hayamos descrito el experimento cuántico arquetípico, los lectores podrán decidir hasta que punto la creación de la realidad por la propia observación es solo «aparente».

J de juicio de Sue Grafton

NARRATIVA (F). Novela
POLICIACOS (F). Abecedario del crimen
Julio 2012
Fábula F - 003J
ISBN: 978-84-8383-424-4
País edición: España
368 pág.
9,57 € (IVA no incluido)

Cuando encontraron el yate de Wendell Jaffe a la deriva, todo indicaba que se había tirado por la borda. No sólo lo confirmaba la nota que él había dejado, sino también su desastrosa situación financiera. Aun así, poco antes, había suscrito con la compañía para la que trabaja Kinsey Millhone un seguro de vida de quinientos mil dólares a nombre de Dana, su mujer, quien, sin embargo, al haber desaparecido el cadáver de su marido, tuvo que esperar cinco años hasta que fuera dado oficialmente por muerto. Pero quiso el azar que un día un agente de la compañía de seguros descubriera a Jaffe en la barra de un bar miserable de la costa mexicana, justo dos meses después de que Dana cobrara el seguro de su marido. Por supuesto, la compañía quiere deshacer en entuerto y contrata a Kinsey para investigar el caso. Pero cuanto más se adentra ella en el misterio que rodea al supuesto suicidio de Wendell Jaffe, más hondo excava también en su propio pasado…

miércoles, 11 de julio de 2012

Fragmentos Nº53: El rompecabezas del cabo Holmes


Carlos Laredo
El rompecabezas del cabo Holmes

El domingo a mediodía, estaba sentado en la terraza de un bar del puerto tomándose una clara y echando un vistazo a El País Semanal. Al pasar una página de la revista, le llamó la atención una publicidad de perfumes y se fijó en la cara de la modelo del anuncio.

martes, 10 de julio de 2012

Fragmentos Nº52: Verano en rojo


Berna González Harbour
Verano en rojo

El Pájaro Amarillo. Tres aviadores franceses que habían cruzado el Atlántico habían logrado aterrizar de milagro en la primera playa con cierta envergadura que atisbaron desde el aire mientras se precipitaban hacia el mar. Los tres, y un polizón que se había colado, lograron sobrevivir ante el asombro de un pueblo que se convirtió en testigo de una de esas aventuras de héroes voladores que entonces fascinaban a la población. Fue en 1919. El vuelo de América a París se había reanudado con ayuda de esa gente, y el pueblo lo había conmemorado desde entonces cada año con el orgullo heredero de unos antepasados que habían aportado su presencia y ayuda a una proeza única. ¿O es que algún otro pueblo del mundo, de España, del norte de España, de Cantabria o de la comarca había pasado a los libros de historia de la aviación por una contribución similar? Con razón había un monumento, por más que fuera espantoso.
Pero lo que ahora rondaba en la cabeza de María —agotado ya hace mucho el sabor del caramelo imaginario con se durmió, y calmada el hambre a base de un cruasán y un sobao envueltos en servilletas— eran preguntas: ¿por qué el cadáver de Alejandro estaba al pie de la escultura?; ¿por qué había muerto en esa playa?; ¿tenía aquello alguna significación?

Pinterest

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...