jueves, 28 de julio de 2011

Concurso erótico Kaliente en El club de las escritoras


Para celebrar el aniversario de dulce cautiverio en el blog El club de las escritoras han decidido celebrarlo con un concurso en el que tendrás que escribir un relato erótico que supere las 2 páginas pero que no llegue a  las 5 y por supuesto ser mayor de edad, es decir, superar los 18 años. 

Aquí tenéis el enlace del concurso para leer las bases completas:

miércoles, 27 de julio de 2011

El bolígrafo de gel verde de Eloy Moreno


El protagonista, un empleado en una gran empresa de ingeniería informática dedicada a la creación de programas informáticos, recuerda su duro pasado, y las alegrías y desgracias de aquella época. Poco después descubrirnos que de adulto nada ha cambiado y sigue siendo desdichado pues no es feliz. Sigue una rutina: de casa al trabajo y del trabajo a casa constante que está acabando con su matrimonio, hasta que un día decide comprarse, como dice el título de la novela, un bolígrafo de gel verde.

Este pequeño elemento desaparecerá y a partir de ahí comenzará una investigación que le llevará a conocer mejor a la mujer de la limpieza, a conocer mejor a sus propios compañeros y, sobre todo, a conocer a su jefe, una persona que no respeta a sus empleados llegando a gritarles. También este suceso le descubrirá la verdad y la realidad más dura en su matrimonio.

La historia que hay detrás del libro es igual de interesante como la propia novela, pues el autor ha conseguido tras un largo camino (repartiendo marca páginas en una librería, haciendo publicidad a través de las redes sociales…) hasta que la editorial Espasa decidiese publicarlo. 

Eloy Moreno consigue atraparte desde la primera hasta la última hoja del libro, trasmite los sentimientos de sus personajes tan humanos como lo son las personas que se levantan todos los días para ir a trabajar, que siguen una rutina establecida y monótona pero también logra que nos emocionemos con las desgracias de los personajes de esta novela que llega al corazón inesperadamente.

Recomendado para los que les guste el género realista, aquí encontraran una dura realidad pero cargada de sentimientos igual de reales. También para aquellos que tengan curiosidad por la literatura de autores noveles Moreno no les defraudará en ninguna de sus páginas, y por ultimo para aquellos que creen que no hay luz al final del túnel, que no hay solución a sus problemas.

Extractos:

Esperé, bajo las miradas sorprendidas de ejecutivos que me observaban de reojo, con desaprobación; bajo las miradas de vagabundos que me despreciaban; bajo las miradas de madres que cogían a sus niños y se alejaban del lugar donde un loco con camisa blanca, corbata gris y chaqueta sucia estaba actuando de una forma extraña. Un loco que buscaba en la arena las huellas de su conciencia: femenina, niña, de ojos verdes y preguntas inapropiadas. Bajo todas aquellas miradas me encontré desubicado, sin sitio, sin lugar, expulsado de todo.

Entré entre el silencio a oscuras. Encontré mi litera a la primera. Me acosté y allí me sumergí en la intimidad del sueño de unos desconocidos. Espié, sin su consentimiento, sus noches mientras dormían: supe de sus inquietudes al revolverse en las literas, de su cansancio al dormir sin apenas hacer ruido, de sus preocupaciones por sus monólogos sin sentido. Escuché hasta que, finalmente, también yo me dejé llevar, mostrando allí, junto a ellos, mis intimidades  nocturnas, las que hasta ahora sólo Rebe conocía.

Editorial: Espasa
Autor: Eloy Moreno
Páginas: 318
Precio: 16,90 euros

Book trailer:




martes, 26 de julio de 2011

Las edades de Lulú de Almudena Grandes

María Luisa o Lulú, como la llaman, es una chica normal y corriente que lleva la ropa ya usada y vieja debido a que se ha crecido en una familia numerosa y que por ello trata que la quede bien aunque no lo logra. Tiene dieciséis años, es morena, tiene un bonito pelo denso y siente una gran animadversión por su madre.

lunes, 25 de julio de 2011

El discurso del XXIII Premio Internacional de Cataluña, Haruki Murakami


El 9 de junio de este año, vino a la ciudad condal a recoger el galardón que ganó hace unos meses atrás. Su discurso se titula: Soñadores «poco realistas», y en él cuenta todo lo sucedido desde que dejó hace dos años el país hasta nuestros días de una forma clara, realista y a la vez poética, como sus libros.

Comenzó narrando sus impresiones frente a las lectoras de Barcelona y sus muestras de afecto «La última vez que estuve en Barcelona fue en la primavera de hace dos años. En uno de los actos públicos en que participé, me quedé pasmado de que acudieran tantos lectores para que les firmara un libro. Se formó una cola larguísima y me pasé más de una hora firmando. Tardé tanto porque muchas lectoras querían darme dos besos. Y la cosa se alargó bastante.»

«He firmado libros en muchas ciudades del mundo, pero el único lugar donde me he encontrado con que las lectoras quisieran darme un par de besos ha sido aquí, en Barcelona. Es sólo una de las muchas anécdotas que me han hecho ver que Barcelona es una ciudad realmente maravillosa. Estoy muy contento de volver a estar en una ciudad tan bella, con una historia tan larga y una sólida cultura.»
 
Continuó analizando la situación del terremoto en su país: «Como saben, el pasado 11 de marzo, a las dos y cuarenta y seis minutos de la tarde, la región japonesa de Tôhoku sufrió un grave terremoto. La sacudida fue de tal magnitud que la velocidad de rotación de la Tierra se aceleró ligeramente y el día se acortó en 1,8 millonésimas de segundo. Si el terremoto causó enormes daños, el posterior tsunami dejó un rastro terrible. En algunas zonas, el tsunami alcanzó los treinta y nueve metros de altura. Treinta y nueve metros quiere decir que es imposible salvarse aunque uno se encuentre en el noveno piso de un edificio normal. Las personas que estaban cerca de la costa no pudieron escapar, y se estima que aproximadamente veinticuatro mil perdieron la vida. De éstas, unas nueve mil se encuentran desaparecidas. Fueron arrastradas por el tsunami y aún no se han hallado sus cadáveres.»

«La mayoría de los supervivientes han perdido a sus familiares y amigos, han perdido sus casas y sus pertenencias, han perdido su comunidad; es decir, han perdido todo aquello que conforma la base de la vida. Algunos pueblos han quedado completamente arrasados. Seguro que mucha gente ha perdido incluso las ganas de vivir.»

Pasó a narrar las consecuencias que tuvo en su país y de las posibilidades de otra catástrofe: «Se puede saber, hasta cierto punto, el día en que llegará un tifón y por dónde pasará, pero con los terremotos, en cambio, no hay predicciones que valgan. Sólo sabemos con certeza que el terremoto más reciente no será el último; que en un futuro cercano, quizá mañana mismo, se producirá otro. Numerosos expertos prevén que antes de veinte o treinta años se desencadenará un gran terremoto de magnitud 8 en la región de Tokio. Y nadie sabe exactamente los daños que causaría un terremoto con el epicentro cerca de una metrópoli tan densamente poblada como Tokio.»

Después habló de la mentalidad de su pueblo frente al desastre: «En japonés tenemos una palabra, mujô (無常), que designa el hecho de que no hay nada que sea permanente, que no hay ningún estado que dure para siempre. Todas las cosas que existen en este mundo acaban extinguiéndose, todo cambia sin cesar. No hay ningún equilibrio eterno, no hay nada lo bastante inmutable como para que se pueda contar con ello para siempre. Es una manera de ver el mundo que proviene del budismo; aunque se dé en un contexto un poco diferente del religioso, la idea de mujô se encuentra fuertemente arraigada en la psicología de los japoneses, que la hemos heredado prácticamente intacta desde la antigüedad como una parte de nuestra mentalidad como pueblo.»

«Si nos fijamos en la naturaleza, por ejemplo, en primavera admiramos los cerezos en flor, en verano las luciérnagas y en otoño las hojas amarillas de los bosques. Además, lo observamos todo con pasión, todos a la vez, como una costumbre, casi como si fuese un axioma. Cuando llega la época correspondiente, los lugares más famosos para contemplar los cerezos en flor, las luciérnagas o las hojas del otoño se llenan de gente y casi es imposible reservar una habitación de hotel.»

«¿Por qué? Pues porque la belleza de los cerezos en flor, de las luciérnagas y de las hojas otoñales desaparece al poco tiempo. Los japoneses recorremos muchos kilómetros para poder contemplar el esplendor efímero de estas cosas. Pero no nos limitamos a admirar su belleza, sino que también nos alivia ver cómo se esparcen las hojas de los cerezos, cómo se desvanece la luz pálida de las luciérnagas y cómo se apagan los vivos colores de los árboles. De hecho, más bien encontramos la paz cuando la belleza ha superado su punto álgido y comienza a desvanecerse.»


«Por algún motivo, los japoneses somos un pueblo que nunca se enfada mucho. Somos pacientes, pero no somos muy hábiles a la hora de expresar nuestros sentimientos. En esto quizá seamos diferentes de los ciudadanos barceloneses. Sin embargo, esta vez supongo que incluso los ciudadanos japoneses nos enfadaremos de verdad.»

Pasó a narrar lo ocurrido en el pasado, y la situación que dejó la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki y sus consecuencias en la población: «En el cenotafio del monumento a las víctimas de Hiroshima aparecen grabadas las siguientes palabras: DESCANSAD EN PAZ, PUES EL ERROR JAMÁS SE REPETIRÁ.  Son unas palabras maravillosas. Nosotros somos al mismo tiempo las víctimas y los verdugos. Éste es el significado implícito de tales palabras. Ante una fuerza tan devastadora como la nuclear, todos nosotros somos al mismo tiempo víctima y verdugo. En la medida en que todos nos encontramos bajo la amenaza de esta fuerza, todos somos víctimas, pero en la medida en que hemos permitido que se desarrollara o en que no hemos impedido que se utilizara, también somos todos verdugos.»

Finalizó opinando sobre su profesión de escritor y expresando las similitudes que tiene su país con Cataluña y los propios catalanes además de decir a donde va a destinar el dinero del premio y de hacer mención a Lorca: «Mis obras son muy bien recibidas en Cataluña, y estoy orgulloso de que me hayan concedido un premio tan importante como éste. Vivimos en lugares muy alejados y hablamos idiomas diferentes. Nuestras culturas son también diferentes. Pero, al mismo tiempo, todos somos ciudadanos del mundo y tenemos los mismos problemas, las mismas penas y alegrías. Justamente por eso es posible que unas cuantas historias escritas por un escritor japonés hayan sido traducidas al catalán y leídas por gente de aquí. Estoy muy contento de poder compartir una misma historia con ustedes. El trabajo de los escritores es soñar. Sin embargo, tenemos un trabajo aún más importante: compartir nuestros sueños con la gente. Es imposible ser escritor sin tener esa sensación de que compartes lo que escribes.»

«Sé que, a lo largo de la historia, los catalanes habéis superado muchas dificultades y que en ciertas épocas habéis sufrido alguna crueldad, pero a pesar de todo habéis sobrevivido firmemente y conservado una cultura muy rica. Seguro que hay muchas cosas que podemos compartir.»

«Creo que sería fantástico que tanto ustedes como nosotros, tanto Cataluña como Japón, pudiéramos ser unos «soñadores poco realistas» y formar una «comunidad espiritual» abierta, que supere fronteras y culturas. Creo que podría ser un buen punto de partida para la regeneración después de los diversos desastres y los terribles ataques terroristas que hemos sufrido en estos últimos años. No debemos tener miedo de soñar. No debemos dejarnos vencer por los desastres que se presentan con el nombre de «eficiencia» y «conveniencia». Tenemos que ser «soñadores poco realistas» que avancen con paso firme. Los humanos morimos y desaparecemos. Pero la humanidad perdura. Es algo que se hereda indefinidamente. Por encima de todo, tenemos que creer en la fuerza de la humanidad.»

«Por último, querría ofrecer la dotación económica de este premio a las víctimas del terremoto y del accidente de la central nuclear de Fukushima. Estoy profundamente agradecido al pueblo catalán y a la Generalitat de Catalunya por haberme brindado esta oportunidad. Asimismo, querría expresar mi más profunda solidaridad con las víctimas del terremoto de Lorca.»

viernes, 22 de julio de 2011

Premio Juvenil Romántica y Ellas

Este premio quiere reconocer a nuevos autores de habla española ofreciéndoles la oportunidad de escribir novelas que “creen mariposas en el estómago” creando una colección “de emociones por vivir”.

Sus creadores son Juvenil Romántica la cual nació el 29 de abril de 2008, es un espacio donde encontrar todo lo relacionado con las novelas juveniles de temática romántica el cual cada vez cuenta con más espacio en grandes medios de comunicación como son La vanguardia o el suplemento Babelia de El País. 

Por otro lado esta Ellas la cual comenzó en el 2008 publicando Medianoche de Claudia Gray que iniciaría la saga vampírica en esta colección. En palabras de los creadores de esta serie de libros "no hay mejor forma de hacer balance que remitirnos a los resultados sobre el papel: con más de 250.000 ejemplares vendidos y con un total de 20 reimpresiones, los números difícilmente podrían ser mejores". Actualmente han publicado más de 25 novelas entre los que destacan la saga Traición, la trilogía Rubí, Juntos… cuyos derechos están comprados para llevarlas a las grandes pantallas.

Si queréis más información os recomiendo estas páginas webs

Sobre ellas:



Sobre el certamen:

http://www.premioellasjuvenilromantica.com/


Más información sobre el certamen en formato PDF:

Info Sobre i Premio Ellas Juvenil Romantica

lunes, 18 de julio de 2011

Harry Potter y las reliquias de la muerte parte II 3D o del impresionante final de una larga y mágica historia

La Varita de Sauco (una de las reliquias de la muerte) está en manos de Voldemort, por otro lado, Harry, Ron y Hermione siguen en la desesperante búsqueda de los últimos horrocruxes, los cuales están escondidos en cualquier parte del mundo mágico y pueden ser cualquier objeto.

Poco después descubren que el primero de ellos se encuentra en una cámara de Gringotts, la de Bellatrix Lestrange, y gracias a la ayuda del enano que salvaron consiguen burlar la seguridad del banco mágico y llegar a la cámara en cuestión. Así es como da comienzo esta segunda parte, poniendo a Hermione en la piel de la malvada bruja.

La última película de la saga está rodada por el director David Yates, el cual ha dirigido la mayoría de films de la saga, como guionista se encuentra Steve Kloves el cual ha sido el autor de los guiones de toda la saga,  junto a J.K. Rowling autora de las novelas del mago. Las actuaciones de los tres protagonistas son muy buenas, el actor que interpreta a Snape (Alan Rickman) es el mejor en todo el film llegando a trasmitir el dolor del personaje, el de Voldemort (Ralph Fiennes) está también muy bien interpretado. En general las actuaciones de los demás personajes están conseguidas.

En el primer fin de semana ha recaudado en Norteamérica 168, 55 millones de dólares los cuales la posicionan como una de las películas más taquilleras superando a El caballero Oscuro de Nolan. En España ha conseguido en el mismo tiempo  2,4 millones de euros, y, en muchos países también está ganando records como en el Reino Unido y Australia. Además a nivel mundial lleva la extraordinaria cifra de 475.550.000 de dólares.

La recomiendo para todos aquellos que han visto las anteriores películas de la saga, no se pueden perder esta, no solo por la historia si no por las actuaciones de los personajes, también para aquellos a los fanáticos del niño que sobrevivió, y por último para aquellos que tengan curiosidad por ver los lugares mágicos como nunca se han visto, desde el banco mágico hasta el castillo destruido de Hogwarts.

Lo mejor: Las actuaciones, los efectos especiales, los entornos mágicos.
Lo peor: Que de por finalizada la saga. 

Valoración general: 8/10

miércoles, 13 de julio de 2011

La máscara del fantasma (Ghostface) - Capítulo 1 - ¿Cuál es tu película de terror favorita? (II)


Descolgó el teléfono, el que se encontraba en la entrada junto al enorme jarrón negro, cada vez que sonaba un teléfono en esa casa parecía que la alarma acabará de sonar pues los había en todas partes, desde la cocina en la planta baja hasta las habitaciones que se encontraban en la segunda planta.
–Diga, ¿Quién es?
–Hola hija ¿qué tal? –su madre, ¿qué querría esta vez?, la llamaba cada poco tiempo, cosa que le provoca y la ponía de los nervios– ¿has conseguido tu sola hacer la comida? Bueno se me olvido decirte que tienes dinero sobre la repisa de cristal junto al payaso.
–Vale, mama, gracias. No te preocupes me he preparado unos macarrones con queso. Mañana te vendrás a comprar conmigo el vestido de graduación ¿verdad?
–Sí, no te preocupes, ah, se me olvidaba, encima del microondas están las cartas con las respuestas a las solicitudes de las universidades. Suerte. Yo no me he atrevido a abrir ninguna.
–Ahora mismo las miro y cuando vengas te comento. Adiós.
–Adiós y no se te olvide sacar a Can –un labrador muy cariñoso que la regalaron para su cumpleaños– y de sacar la basura, puede que llegue un poco tarde la fiesta se está alargando más de lo esperado. Hasta mañana.
Y colgó, se sentó en el sofá y encendió la tele. Puso la CNN y mientras tomaba unas patatas fritas en el sofá de un azul intenso se tumbó lentamente casi por inercia. La comodidad y el sueño casi la atraparon hasta que en la pantalla anunciaron un asesinato en el pueblo donde vivía ella:

En el pequeño pueblo de Groveboro situada cerca de Los Ángeles, California se ha cometido un horrible asesinato. Ayer, sobre la una de la madrugada según nos ha notificado el médico forense. La chica fue encontrada en su casa –en ese momento en la pantalla aparecía una casa de dos plantas de paredes blancas y tejados grises– de la calle Ángel con todas las entrañas extraídas del interior de su cuerpo, cubierta de sangre –ahora el programa había decidido sacar una imagen de la puerta de roble de color blanco en la que se apreciaban las marcas de la mano de la víctima– y colgada con sus propios intestinos, además, la víctima tuvo que caer pues tenía graves contusiones en la cabeza y en el cuerpo. La policía no ha ofrecido más información por el momento.
La periodista quedó en un pequeño recuadro y el presentador le dio las gracias unos segundos antes de cerrar la conexión con ella.

Apagó la televisión, lo que la faltaba, un asesino suelto por ahí, ahora mismo podría estar observándola tras los cristales, ¿quién sabe?, y no darse cuenta. Se quedó durante unos minutos tratando de atisbar alguna sombra tras ellos, pero solo vio pasar un coche.
Desechó esos pensamientos y subió a su habitación, dejó la puerta abierta y después abrió la ventana para ver si entraba algo de brisa, pero esa noche era muy calurosa, demasiado. Se tumbó en la cama apagó las luces y encendió la lámpara que inundó la estancia con una luz de color beige, se tumbó y trato de relajarse. Debería haber traído una botella de agua para la noche.
Se dio la vuelta y se quedó mirando fijamente las ventanas, eran blancas, de guillotina  con pequeños cristales rectangulares. Estaban las tres levantadas, la luz entraba cambiando el tono de la luz a un amarillo anaranjado muy molesto a la hora de dormir. Se fijó en el árbol que había frente a ella, las ramas se movían, quizás empezará a llegar una corriente, cuando un crujido la alerto, alguien subía por la rejilla de la enredadera, su sombra era cada vez más perfectible en el enorme tronco conforme se acercaba, estaba cerca, a unos centímetros de ella.

jueves, 7 de julio de 2011

Vive como puedas de Joaquín Berges

Luis tiene una vida difícil de llevar. Su mujer es una naturista que trata de inculcarle sus hábitos. Su primera mujer Carmen se ha casado con su primo Oscar, un arribista que no contento con quitarle a su mujer también le han dado el puesto de trabajo al que optaba  Luis en la empresa de energía eólica en la que trabaja. Y encima de todo ello, tendrá que solucionar los conflictos de su hijo pequeño en el colegio, preocuparse de sus hijos mayores frente a las drogas de diseño, asumir que sigue estando enamorado de Carmen y aplaudir las actuaciones de un curioso payaso llamado Dumbo que conoce gracias a su hijo.

Valle y Everest es el nombre de sus dos hijos pequeños, los cuales, le ayudaran a definir su vida. Los hijos que tuvo con su ex son Cris y Alex, serán los causantes de complicársela un poco más. Pablo, el novio de Cris, será la persona que le ayude a reírse de sí mismo. Y por último, Lucía, profesora de su hijo y amante que conseguirá desequilibrar su ritmo de vida. Todo ellos se relacionan entre sí en diversas situaciones, algunas surrealistas y otras no tanto.

Berges consigue sacarnos unas carcajadas en los momentos más inesperados, desde unas quemaduras hasta una fiesta de cumpleaños. Sus diálogos son originales e irónicos pero también, en algunos casos, dramáticos. El protagonista nos cuenta su historia también a través de un diario que consigue enternecer al personaje, en ese diario va escribiendo sus problemas personales en las diversas situaciones en las que se encuentra a lo largo de la novela.

Recomendado para aquellos que quieran reírse de las situaciones más corrientes pero también surrealistas, para aquellos que quieran descubrir a un autor que consigue ver el mundo desde un punto de vista más irónico pero también bello y a veces complicado. Y por último para aquellos que quieran leer la historia de un guionista en busca de la felicidad.

Extractos:

–Y ahora mándame callar, te lo ruego –le pide Luis–. Hablo demasiado. ¿Quieres un helado?
Reclaman la atención del camarero. Éste se acerca y recoge las tazas de café en su bandeja.
–¿Tienes tarrinas de helado? –pregunta Luis.
–Los únicos sabores que me quedan son vainilla y chocolate y tendría que servirlos en bolas.
–¿En bolas? –repite Luis–. ¿No puede hacerlo vestido?

Luego me he acercado al cuarto de Everest en busca de calor humano y, como casi siempre, lo he encontrado charlando con esa morgana de diez años que tiene por hermana. Hablaban del amor propio y el amor hacía los demás. Valle decía que quien no se quiere a sí mismo es incapaz de amar a los demás. Y que la prueba para saber si uno se quiere o no es mirarse al espejo sin avergonzarse de lo que ve, porque nuestro reflejo no es más que la imagen del amor propio.

Editorial: Tusquets
Autor: Joaquín Berges
Páginas: 304
Precio: 18 euros

Book trailer: 

Pinterest

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...